Ene 162018
 

El fin de semana pasado, dos jugadores de Boca y tres hombres más habrían participado de una fiesta junto a dos mujeres. Los nombres en cuestión son Edwin Cardona y Wilmar Barrios, las dos figuras colombianas del Xeneixe.

En el lugar, a altas horas de la madrugada, los futbolistas habrían sacado cuchillos de sus ropas e intentado hacer, según Clarín «medio en broma, medio enserio», que las chicas hicieran lo que ellos querían. Finalmente, todo terminó en escándalo y las mujeres amenazaron a los jugadores con hacer la denuncia, aunque eso aún no sucedió.

Tanto el presidente del club como los jugadores hablaron y desmintieron todo. «No sé nada, pero en un rato me voy a comunicar con el cuerpo técnico para ver qué sucedió», dijo Daniel Angelici en diálogo con TNT. Por su parte, el jugador implicado dijo que en su vida vio a «esas señoritas». «Nosotros con Wilmar no tuvimos nada que ver. Tengo la mente sumamente tranquila. Es una falta de respeto que manchen nuestro nombre de esta manera«, dijo Cardona en la AM 990.

1509153908_519422_1509154063_noticia_normal

Barrios también habló y aseguró: «Es una locura. No creímos que fuera a trascender. Cuando terminamos el entrenamiento, vimos que se empezó a hablar y nos pusimos a averiguar. Hablamos con el abogado y ahora vamos a investigarNo nos pueden demandar sin alguna prueba porque me causan problemas a mí y a mi familia. Todos estamos muy preocupados, mi señora ve y escucha cosas que me perjudican«. 

El abogado que defiende a los futbolistas en nada más ni nada menos que Miguel Ángel Pierri, conocido por encarar el caso de Ángeles Rawson. ¿En qué terminará todo esto?

83482-cardona

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.