Ene 162018
 

La actriz estadounidense Julia Roberts (50) vivió un momento difícil e inquietante durante la filmación de Ben is Back, su próxima película: asegura haber sentido la presencia de un fantasma durante una de las grabaciones.

El episodio en cuestión sucedió en una escena que tenía lugar en el cementerio de Nueva York. Según una revista estadounidense, Julia estaba parada frente a una de las tumbas esperando una indicación del director, Peter Hedges, cuando, de pronto, sintió que alguien la tocaba por la espalda y la empujaba con más fuerza. Pero se dio vuelta ¡y no había nadie!

Ante semejante susto, parece que la actriz no pudo continuar con la escena: el director tuvo que suspender por varias horas el rodaje ya que Julia se quedó paralizada cuando se enteró que ningún técnico le estaba haciendo una broma. ¡Qué susto!

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.