Ene 172018
 
Katy Perry

Frazer Harrison/Getty Images


Katy Perry finalmente se refiere a estos continuos rumores.

En una entrevista con Refinery29, la intérprete de Swish, Swish admitió que se inyectó rellenos, pero que todo lo demás es real.

“Me he hecho láser e inyectado rellenos bajo mis ojos —lo que le recomiendo a cualquiera como solución para las ojeras—, pero todos mis atributos son reales”, dijo. “La gente tiende a pensar que son falsos, pero realmente no importa”.

De hecho, Katy defiende la cirugía plástica si ayuda para aumentar el autoestima.

E! NEWS > ¡Momento! ¿Katy Perry aparece en el video de End Game de Taylor Swift?

“Debemos alejarnos del estigma negativo de las modificaciones corporales”, explicó. “Por supuesto, siempre debemos ser auténticos, pero si alguien quiere una cirugía de nariz porque lo hará sentir mejor y amarán más su perfil gracias a eso, ¡háganlo! Haz lo que te haga sentir mejor contigo mismo. No dejes de ir a terapia, ¡pero hazlo!”.

Pero si la cirugía plástica no es la respuesta a la piel perfecta de Katy, ¿qué es?

La cantante reveló que tiene una rutina que funciona para ella y empezó a comer más saludable que nunca.

ESC: Katy Perry

Edward Berthelot/GC Images


Ella usa Proactiv, así que cuando dijo que funciona lo decía en serio.

“¡No me pagan por decir eso! Resolvió mi problema de acné”, admitió. “Tenía muy mala piel a principios de mis veintes, cuando me empezó a salir todo. Me estresaba la manera en que mi cuerpo estaba cambiando, después de la adolescencia. Recuerdo haberme hecho láser, haber probado varios ungüentos, haber ido a hacerme costosos faciales, nada funcionó. Alguien me recomendó que probara el limpiador Proactiv y pensé, ‘No hay manera de que eso arregle nada’. Lo he estado usando desde hace 10 años y ha sido increíble”.

También dijo que intenta mantenerse lo más alejada posible de los antojos.

E! NEWS > Katy Perry reveló su secreto para que no la reconozcan cuando va al cine.

“Me encanta la comida. A veces si estoy de mal humor quiero un helado de McDonald’s, que sabe igual sin importar en qué país estés”, explicó. “Pero esa inyección rápida de dopamina que te hace sentir bien por un segundo se vuelve en tu contra a la larga. El año pasado fue el año que comí mejor, menos comida rápida, menos azúcar. Y mi cuerpo se siente mucho mejor. Mi cara simplemente brilla”.

A pesar de todos los rumores sobre su apariencia, Katy no cree que alguien debería cambiar según el gusto de los demás. Eso lo dice, sobre todo, con respecto a Instagram.

“Muchos de nosotros vivimos por esa foto, lo único que vale es el ‘me gusta’”, explica. “Es difícil porque preferiría que no me importara y solo vivir mi vida. Compramos ropa y productos o posamos de cierta manera o vamos a un evento a tomarnos una foto. No es bueno para nosotros como sociedad. Me parece la decadencia de la civilización, si nos ponemos extremos. Tenemos que encontrar un equilibrio, intento encontrar mi propio equilibro porque soy tan víctima de eso como cualquiera”.


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.