Ene 172018
 

Mirtha Legrand se encuentra en Mar del Plata para realizar su programa los fines de semana desde el hotel Costa Galana y, además, para aprovechar y ver las obras de teatro de la temporada. 

Esta semana, la obra que «la Chiqui» eligió fue «Otra vez sopa», protagonizada por el capocómico Enrique Pinti. La diva disfrutó de la función, pero el problema llegó una vez terminado el espectáculo: Mirtha se percató de que había perdido una costosa pulsera que había elegido como bijou esa noche.

Preocupada por un posible robo, ya que siempre tiene mucho contacto directo con el público cuando entra y sale de los teatros, la diva de los almuerzos denunció el extravío del costoso objeto. 

Sy4AyBTVG_0x750__1

«Ella nunca tuvo problemas con el contacto con el público, que siempre la trata muy bien. Tuvo la duda porque le faltó la joya y había saludado a mucha gente tanto en la entrada como en la salida», destacó Carlos Rottemberg, quien encontró la explicación: «El tema fue que aplaudió tanto cada intervención del humorista que se ve que en algún momento se le desprendió y quedó tirada debajo de la butaca en la fila 1, ya que ella había ocupado la 2″.

Con respecto a la aparición de la pulsera, el empresario agregó: «Destaco al personal de limpieza del teatro que es muy honesto y en general aparecen las cosas perdidas por el público. A veces puede ocurrir que la encuentre algún otro espectador y se la lleve. En la madrugada la encontraron y me la entregaron esta mañana. En un rato se la llevo al hotel». ¡Final feliz!

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.