Ene 172018
 

Finalmente acordaron que la niña se llamará ‘Hannah’, versión hebrea del clásico ‘Ana’ que significa ‘llena de gracia’. Si bien el nombre lo tenían elegido hace rato, existía la posibilidad de que hubiera un cambio de último momento, pero finalmente no sucedió.

Según dicen, las personas con este nombre suelen ser ‘sociables, amigueras y muy creativas’; características que terminaron de convencer a Andrea de que era el nombre ideal para su primogénita.

¿Te gusta?

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.