Ene 182018
 
Kim Kardashian, The Late Late Show

Terence Patrick/CBS


Kim Kardashian oficialmente es madre de tres, pero llegar ahí no fue fácil.

El tercer bebé de Kim y su esposo Kanye West llegó sano al mundo a principios de esta semana, por lo que ahora la estrella aprovechó para hablar honestamente sobre los retos que enfrentó su familia para tener otro hijo.

Como ya se sabe, los padres eligieron un vientre subrogado para tener a su hija. Como aclaró la estrella en su App, la madre subrogada por lo general dona su propio óvulo, que se implanta con la esperma del padre. Pero en el caso de Kim, el óvulo no perteneció a la mujer que tuvo el embarazo. Como se ha documentado en Keeping Up With the Kardashians, Kim sufre de preeclampsia y placenta acreta, condiciones de alto riesgo, y su doctor le aconsejó que no volviera a quedar embarazada.

THE KARDASHIANS > ¿Kim Kardashian nos está dando pistas sobre el posible nombre de su nueva bebé?

A pesar de lo que opinen los demás, la empresaria de maquillaje insiste en que no haberse embarazado tuvo sus retos. “Haber escogido a una gestante es diferente, pero quien crea que es una salida fácil está completamente equivocado”, escribió en su App. “La gente asume que es mejor porque no tienes que lidiar con los cambios físicos, dolores o complicaciones del parto, pero para mí fue muy difícil no gestar a mi propia hija, especialmente después de que sí lo hice con North [West] y Saint [West]“.

Sin poder tener esa opción, la estrella de TV y el rapero acudieron a una agencia para escoger a la gestante correcta, con una historia médica adecuada y después de una completa investigación de su historial. Finalmente, los padres encontraron a una candidata “perfecta”. “Tenemos una gran relación con ella, confié completamente en ella durante todo el proceso”, aseguró Kim.

THE KARDASHIANS > Así han sido los primeros momentos de Kim Kardashian con su bebé Nº3.

“Estoy tan agradecida por la tecnología moderna y porque esto sea posible. No es para todos, pero absolutamente amé a mi gestante, esta fue la mejor experiencia que he tenido. Nuestra gestante nos dio el mayor regalo que alguien podría darnos”, dijo.

Como informó previamente E! News, una vez que llegó el momento del nacimiento, tanto Kim como Kanye estuvieron en la sala de parto y la nueva madre de tres pudo tener el primer contacto piel a piel con su recién nacida.

“La conexión con nuestra bebé fue instantánea, como si hubiese estado con nosotros todo el tiempo. Tener a una gestante fue muy especial para nosotros, hizo que el sueño de extender nuestra familia se hiciera realidad”.


NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.