Ene 182018
 

El miércoles por la mañana, Delfina se preparó para ir al control semanal aunque en el fondo, se imaginaba el desenlace. Es que su embarazo había entrado en la semana 40 por lo que el nacimiento de su bebé era inminente. Y así fue: al mediodía se internó y por la noche, llegó Gennaro al mundo.

Según se supo fue por parto natural, pesó 3 kilos exactos y tanto él como su mamá se encuentran en perfecto estado de salud.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.