Ene 182018
 

La cerveza artesanal es uno de los últimos booms gastronómicos en Argentina. En la ciudad de Buenos Aires es posible encontrar más de una cervecería artesanal por cuadra, y este fenómeno parece estar difundiéndose alrededor del país. 

Bariloche: En el Centro Cívico y el imponente Parque Nahuel Huapi  se pueden degustar chocolates y frutos rojos en los locales típicos, con vista a los mejores paisajes del sur argentino.

Córdoba capital: otra gran ciudad para conocer durante el verano, llena de propuestas, espacios verdes y ríos alrededor. Durante el día se puede admirar la bella arquitectura colonial, las plazas y lagunas, mediante una convergencia única entre el pasado y el presente. Para quienes vacacionan allí, uno de los puntos más recomendables es Peñón del Águila, una de las primeras cervecerías artesanales que ofrece sus cervezas en lata.

Mar del Plata: uno de los destinos de la Costa Atlántica más concurridos. Mucha propuesta hotelera, movimiento, sol, mar y bares son algunos de sus atractivos, por lo que no pueden faltar las caminatas por la playa, las cenas en el Puerto y las salidas de noche con amigos y familia. Desde BevyBar recomiendan la cervecería bonaerense Belsh, un gran plan para acompañar las tardes junto al agua, con sus variedades Bestial, Belgian Blond, IPA Belga, Dubbel, Tripel y Witbier.

Salta: una ciudad con una arquitectura colonial que converge con el estilo andino y donde también se puede apreciar un dejo del Neo-clásico. Además de visitar la Catedral y el Cabildo, los expertos de Turismocity recomiendan visitar una peña, un evento típico de la zona con música y comidas del lugar. Me echó la burra es una cervecería que no defrauda si andamos por esas tierras: tiene cervezas blancas, negras, rojas y rubias y algunas imperdibles como “La Pecadora”.  

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.