Ene 192018
 

En el mundo entero está claro que de seguir viva Lady Di, estaría feliz por la mujer que el príncipe Harry eligió como su futura esposa. No sólo porque están verdaderamente enamorados, sino porque ella tiene todos los valores y hasta cosas características que ella misma tenía. Y si quedaba alguna duda, se terminaron de disipar esta semana cuando Meghan Markle acompañó al príncipe en su primera visita a Gales, su principado.

Tal como ocurrió en 1981, cuando Diana Spencer viajó con el príncipe Carlos al lugar, el público enloqueció al ver a Meghan con el príncipe y ella no sólo atendió a todos con su característica sonrisa, sino que tuvo el mismo gesto que Lady Di: se agachó para hablar con los más pequeños del lugar. Además, Meghan no dudó en abrazar a los niños que la recibieron y se mostró verdaderamente emocionada con todo el cariño que recibió.

Meghan causó sensación en su visita a las tierras de su futuro marido. Aunque llegaron una hora más tarde a Cardiff, capital de Gales, por un retraso de su tren, saludaron a la gente que los esperaba afuera del Palacio de Cardiff, y luego experimentaron un poco de la cultura galesa durante su tour: comieron tortas galesas, escucharon un coro de niños galeses y fueron presentados con las Cucharas de amor galesas. 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.