Ene 192018
 

Nahuel González tenía siete años y en su primer día en la colonia de vacaciones se ahogó. «ÉL tenía miedo de quedarse solo porque era el primer día de colonia. Pero si yo me quedaba, no se iba a poder integrar con los demás chicos», arremetió su mamá. Antes del mediodia  la llamaron del Club y le preguntaron si su hijo tenía una cicatriz y una malla azul y que se acerque al hospital porque su hijo se había descompuesto. 24 hs después falleció y fue en ese momento que sus padres tomaron la decisión más importante, donar sus órganos. Desde el INCUCAI informaron que salvó la vida de 8 chicos. «A pesar del dolor que tenemos por la pérdida de nuestro amado hijo, queríamos compartir con ustedes la hermosa noticia que recibimos hoy. El director del Incucai nos transmitió que gracias a la donación de órganos de Nahuel hoy ocho vidas fueron salvadas. Son ocho familias que encontraron la paz».

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.