Ene 212018
 

Luego de su paso por Chile, el Papa Francisco recorre las calles de Perú. Cuando paseaba por Trujillo, un cartel o conmovió: «Me llamo Trinidad. Cumplo 99 años. No veo, quiero tocar tu manito».

El cartel lo sostenia un hombre, mientras que la anciana se encontraba debajo de el. Al divisar esto, Francisco se bajó de su papamóvil y la bendijo. «El papa me vio de lejos y me agarró la mano y me dio la bendición. Me preguntó de dónde venía y cuántos hijos tenía», contó Trinidad.

En conclusión, la bendecida por el líder católico dijo que fue un momento que no olvidará en el resto de su vida.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.