Ene 222018
 

Todo un debate se ha abierto en las redes sociales a raíz de las declaraciones de una mujer de Nueva Zelanda que viaja frecuentemente a Malasia, asegurando en una carta a un senador malayo que visten ‘como prostitutas’. 

La mujer, identificada como la doctora June Robertson de Nueva Zelanda, comentó haberse sentido «muy ofendida por las faldas extremadamente cortas» que usan las azafatas de la aerolínea. «Me parece muy desagradable, ya que no todos lo apreciamos», agregó.

En su carta dirigida al senador Hanafi Mamat (que hace días aseguró que el uniforme de las azafatas podía ‘excitar a los pasajeros’ y pidió que usen prendas adecuadas para la sharia, la legislación islámica), Robertson detalló dos incidentes que la sacaron de sus casillas. «Una de las mujeres de Air Asia se inclinó en una tienda del aeropuerto de Kuala Lumpur y pude ver su ropa interior. ¡Terrible!», escribió primero y luego, relató un episodio que ocurrió durante el vuelo, en la clase ejecutiva. «Vi que su blusa estaba abierta y vi la parte superior de sus pechos. Me quejé y le pedí que cierre su uniforme, ya que se inclinaba sobre nosotros», recordó. «Me pregunto cómo es que un país tan respetuoso tolera esto. Una de las cosas que nos gusta de Malasia es que sus mujeres no se visten como prostitutas y la gente es respetuosa», agregó.

Muchos de los que leyeron la carta aseguraron que es extraña ya que tiene errores gramaticales que una persona que habla inglés nativo no debería tener, y otros afirmaron que no existe ninguna June Robertson registrada en el Concilio Médico del área de Wellington. El diario Herald confirmó que vive una June Robertson en la dirección brindada en la carta pero que a la hora de visitarla, no había nadie en el hogar.  Con todos estos datos, muchos expresaron sus dudas respecto a que las mujeres realmente se vistieran así y expresaron que sienten que se trata de una movida política. 

Screen Shot 2018-01-22 at 1.39.16 PM

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.