Ene 222018
 

Federico Rubén Sosa, un hombre de 35 años que el sábado por la noche estaba disfrutando de un asado, murió al ser atragantado por un choripán. Sucedió todo rápidamente ya que se broncoaspiró y murió en segundos.

El hecho fue en la ciudad entrerriana de Concordia y el hombre fue trasladado en un vehículo particular hacia el hospital Felipe Heras, al que ingresó sin signos vitales.

 

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.