Ene 252018
 

En 2017, la polémica por la extrema delgadez de las modelos que desfilan en las principales marcas llegó a su fin en Francia con un decreto que impedía subir a las pasarelas a modelos que no sean consideradas sanas por médicos calificados. Sin embargo, será en el próximo París Fashion Week (uno de los eventos más importantes de la moda en el mundo) en donde se verá si la normativa realmente se cumple o si aún faltan esfuerzos para combatir la bulimia y anorexia en las pasarelas.

En un gran paso en la lucha contra la anorexia, en mayo del 2017 el país galo había impuesto una normativa con la que obligaría a las modelos ‘maniquís’ a aportar un certificado médico que probase que no están demasiado delgadas o que su delgadez, al menos, no es insana. Dicho certificado sería firmado por un médico calificado y resultaría determinante para permitir a las y los modelos desfilar en las pasarelas francesas; además de que impondría penas para los empleadores (revistas de moda o agencias) que no respeten la ley que irían desde multas de 75.000 euros hasta seis meses de prisión para los responsables.

Desde el martes 27 de febrero hasta el martes 6 de marzo de 2018, se llevará a cabo el primer Paris Fashion Week con estas reglas y el mundo está expectante. Se espera que realmente haya cambios, ya que en septiembre los dos grandes grupos del lujo y de la moda francesa, LVMH y Kering, anunciaron reglas comunes para los desfiles de todas sus marcas por las que se comprometen a no utilizar modelos, tanto mujeres como hombres, ni muy delgados ni menores de 16 años, para presentar productos destinados a adultos. Entre las marcas que Kering reúne se encuentran Gucci, Bottega Vaneta, Saint Laurent, Balenciaga, Alexander McQueen, Christopher Kane y Stella McCartney, mientras que por LVMH, están Dior, Louis Vuitton, Givenchy, Céline, Kenzo, Fendi, Loewe, Berluti y Pucci; y todos se comprometieron a suprimir a las modelos de talla 32 y los modelos de talla 42.

Aunque hubo un París Fashion Week de invierno en 2017, la ropa cerrada y abrigada impidió ver que realmente las modelos estaban cumpliendo la normativa. Por eso, los ojos están puestos en la edición de Verano (del norte) que podría significar un antes y un después en el mundo de la moda.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.