Ene 262018
 

No es la primera vez que Taylor Swift protagoniza algún escandalete de tinte legal. Esta vez le llegó una demanda de un millón de dólares por no haberle pagado a la inmobiliaria la comisión de una casa que vendió en Manhattan.

El agente de la inmobiliaria Douglas Elliman dice que la ocmpañía uqe representa a la cantante estadounidense los excluyó de la firma del contrato el pasado mes de octubre.

La casa en cuestión le costó a Taylor nada más ni nada menos que 18 millones de dólares y ella debería pagar 1 millón ochenta mil. En el lugar de la morada también viven otras estrellas del ambiente, como Justin Timberlake y Meg Ryan.

 

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.