Ene 262018
 

Muchas notas se hicieron sobre sus excesos y muchas más sobre lo demacrado que se lo veía a medida que pasaba el tiempo. Pero recién ahora, el actor de 37 años se animó a romper el silencio y dar a conocer su parte de la historia.

El joven que saltó a la fama con apenas 8 años, protagonizando una de las películas más taquilleras de la historia del cine, se emancipó a los 15 años en medio de un escándalo y tuvo una adolescencia guiada por el descontrol, excesos de todo tipo y adicciones varias. 

Pero algo hizo un clik en su cabeza y pudo revertir su historia. Esta semana dio testimonio de eso: «Mi padre era un mal hombre, una persona violenta, tanto emocional como físicamente. Yo puedo mostrarles todas mis cicatrices. Siempre me amenazaba, me decía ‘hacelo bien o te pego’. Eso lo escuchaba a diario», relató.

«Viajaba por todo el país encerrado; me pasaba el rato encerrado en una habitación con un hombre al que no le gustaba. Un día dije basta. Quería tomarme un receso por un tiempo y le hice saber que estaba harto. Les dije que no iban a tener más dinero de mi parte».

Pasaron más de 25 años del día en que habló por última vez con su padre y aunque del otro lado hubo intenciones de pedir perdón, para el actor no hay vuelta atrás.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.