Ene 282018
 

La enfermedad de Parkinson, también conocida como Mal de Parkinson, es una enfermedad del trastorno nervioso central degenerativa que se destaca por movimientos lentos, rigidez y temblores.

Aunque es más común en hombres, también puede presentarse en mujeres y comienza a mostrar sus principales signos a partir de los 50 años. Si bien actualmente no existe una cura para el Mal de Parkinson, la detección temprana es fundamental para comenzar rápidamente con los tratamientos y poder mejorar la calidad de vida.

Los principales síntomas son problemas con el equilibrio y la marcha, músculos rígidos, achaques y dolores musculares y presión arterial baja al levantarse. Además, puede presentar una postura encorvada, estreñimiento, sudoración y no ser capaz de controlar la temperatura corporal.

Otros signos puede ser el parpadeo lento, la dificultad para deglutir, el babeo, un habla más tranquila y lenta, y voz monótona.

El Mal de Parkinson se genera por el desgaste y la muerte de las neuronas encargadas de producir el químico cerebral llamado Dopamina, responsable entre otras cosas de controlar el movimiento de los músculos. Una vez diagnosticada la enfermedad, puede tratarse con medicamentos y un cambio en el estilo de vida. En algunos casos, también pueden realizarse una serie de cirugías para aliviar los síntomas.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.