Ene 302018
 

Desde hacía cuatro años David Beckham batallaba para poder cumplir con su promesa: llevar el fútbol a la ciudad de Miami. Y por fin se le dio: en un mega evento en el Adrienne Arsht Center de Downtown Miami, el ex futbolista anunció que la Major League Soccer, la cada vez más exitosa liga de fútbol de Estados Unidos y Canadá, le aprobó definitivamente la concesión de la 24ª franquivia de la competición al club que abrirá en la ciudad.

«Traer un club de la MLS a Miami ha sido un viaje increíble», dijo exultante Beckham, de 42 años. El trayecto fue complicado. Había presentado su proyecto en Miami en febrero de 2014 y aunque esperaba que todo fuera más rápido, tardó cuatro años en comenzarlo por las dificultades para encontrar un terreno céntrico para construir un estadio y afianzar un núcleo de inversores sólido.

De acuerdo al anuncio del jugador, el equipo aún no tiene nombre confirmado (aunque lanzarían una encuesta para que la gente lo elija), y tampoco tiene uniforme, pero todo eso debiera estar resuelto antes de la temporada 2020, cuando comience su carrera en el mundo del fútbol profesional norteamericano. 

En cuanto a los jugadores, Beckham contó que lleva cuatro años recibiendo llamadas de jugadores en activo interesados en competir con su futuro club. La fama global del inglés y la paradisíaca vida que ofrece a los ricos la soleada Miami parecen ser estímulos suficientes para que futbolistas consagrados se quieran incorporar, sobre todo aquellos que están más o menos en la fase de retirada de su carrera.

Beckham será el responsable de la parte deportiva del club y aseguró que se implicará «en un 120%». «Pasaré mucho tiempo aquí. Amo esta ciudad». Lo mismo dijeron en un video especial Victoria, Brooklyn, Romeo, Harper y Cruz, su esposa e hijos, quienes están muy ansiosos con el gran proyecto de David, y otras celebrities como Jennifer Lopez, Marc Anthony, Alejandro Sanz, Jay-Z, Neymar Jr, Tom Brady, Will Smith y el recién retirado Usain Bolt, que sueña con reinventarse como futbolista junto a Beckham. «Si necesitas un delantero, yo soy tu hombre. Si necesitas goles, yo soy tu hombre», dijo gracioso en el video que se transmitió en pantalla grande.

Entre sus socios capitalistas están los hermanos Jorge y José Mas Santos, jefes de la compañía de infraestructuras MasTec y dos peces gordos de las telecomunicaciones: el boliviano Marcelo Claure y el japonés Masayoshi Son.

Todavía les falta limar detalles de la compra de las 3,6 hectáreas en las que prevén construir un estadio de 25.000 localidades, con un costo de más de 200 millones de dólares de fondos privados y sin inversión pública. El lugar, muy céntrico, está junto al Río Miami, en un borde del histórico barrio afroamericano de Overtown y, río mediante, pegado a Little Havana, pero convenientemente muy cerca del barrio de Brickell, la zona financiera y más pujante del momento.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.