Abr 162018
 

Después de varios intentos frustrados que le habían dejado una sabor amargo, Fernanda encontró a la persona indicada que la ayudó a bajar los 10 kilos que tenía de más.

En diálogo con los colegas de Ciudad, dio detalles del método que usó y que, hay que decirlo, resulta muy curioso. “Estuve un año fuera de la tele y por la angustia y la ansiedad, me refugié en la comida. Subí 10 kilos en total. Me sentía mal con mi cuerpo, no quería aparecer… pero un día me invitaron al programa de Diego Moranzoni y él contó que se sentía bárbaro porque había bajado 10 kilos. Y me quedó esa frase. Dije ‘yo también quiero eso’. Entonces lo puse en Facebook y pregunté si alguien tenía un método que diera resultado. Me escribió una chica que se llama Nora, que es con quien finalmente hice la dieta”.

Y agregó: “Es un método no presencial, vía Whatsapp. Tengo un grupo en el que todas hacemos dieta y nos soportamos todos los días con nuestros pesos, las comidas que comemos y fotos. Hay una coach que nos ayuda, nos orienta con el tratamiento, qué hacer si estás estancada, si estás enojada porque no bajás. Siempre tiene una respuesta para todo y te sostiene”.

Pero lo que desató la lluvia de críticas fue la dieta en sí misma: “Te la hace una nutricionista, no es la misma chica que Nora, que es la coach. La nutricionista vino a mi casa y me armó un plan de mil calorías. Me explicó cómo tenía que medir los alimentos porque es muy estricto y hay que saber qué cantidad de verdura, de fruta y de proteínas consumir. Es milimétrico. Es un plan que tiene desayuno, almuerzo, merienda y cena. No hay picoteo, no hay colación, pero no pasás hambre, está muy bien regulada”.

“Al principio me resultó difícil porque eliminás las harinas pero después te acostumbrás”. Los comentarios apuntaban básicamente a la idea de ‘dieta restrictiva’ y al hecho de no permitir las harinas. Otros señalaban que era ‘una vergüenza’ publicar ese tipo de dietas mientras que otros cuestionaban la ‘mala información’ que le daba a la gente.

Fernanda por su parte, defendió el método y no dio lugar a cuestionamientos: “La envidia que le da a los nutricionistas no ser los que lograron hacerme bajar de peso, me da un poco de ternura. No sean tan obvios, chicos. No se pongan a criticar el éxito de otro. Laburen y punto”.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.