Abr 182018
 

Mientras intenta lidiar con el dolor que le generó el pedido de divorcio de Matías Defederico, Cinthia continúa cumpliendo en tiempo y forma con todos sus compromisos. A la par, se ocupa personalmente de sus tres hijas y de todo lo que tenga que ver con ellas aunque, así y todo, ellas le pasan alguna que otra factura.

Esta semana, por ejemplo, tuvo un cambio de horario a último momento y tuvo que pedirle a alguien de su confianza que retirase a las nenas del jardín. Según contó poco después, esto hizo que la Francesca (la más pequeña) la increpara: ‘trabajás mucho y no me vas a buscar al cole’.

«Me cagó el día. Un sólo día que no fui y me hace el planteo, malvada enana manipuladora», escribió. Y aunque le dio un toque de humor al asunto, en el fondo siente mucha culpa.

No es la primera vez que una de las niñas le hace un reclamo que le borra la sonrisa. Hace apenas unos días, por ejemplo, le pidieron que las acompañara en su salida con el papá pero ella les tuvo que recordar que estaban separados. «Pedile perdón», le dijeron. «Me tuve que encerrar en el baño para llorar. Quedé hecha percha”.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.