Abr 192018
 

Durante el 2017, Sugar se lució en el teatro con Griselda Siciliani a la cabeza. Sin embargo, hace unas semanas la actriz decidió dar un paso al costado y en su lugar está Laurita Fernández. Acompañada junto a Federico D’elía y Nicolás Cabré, la bailarina la rompe en su primer protagónico.

Si todavía no te decidiste por sacar tu entrada e ir a ver la obra, te damos 5 razones por las que tenés que ir a ver Sugar.

1-Laurita Fernández. Aunque la elección de la bailarina como reemplazo de Griselda Siciliani fue polémica en su momento, Laurita se luce en el escenario y encarna a una impecable Sugar Kane no solo bailando, si no también actuando y cantando. ¡Grata sorpresa!

2-Federico D’elía y Nicolás Cabré. Ambos son actores con una gran trayectoria y no es una sorpresa que se luzcan en sus papeles. Igualmente, es toda una experiencia verlos en esos personajes y disfrazados de mujer. D’elia y Cabré bailan, cantan y hacen reír muchísimo al público, que al final los ovaciona. 

3-Los números musicales. Aunque originalmente la película no era un musical, esta versión en teatro cuenta con varios números cantados, donde tanto los protagonistas como el resto del elenco muestran todo su talento. Vas a salir del teatro tarareando los temas… ¡y pidiendo que saquen un disco!

4-Toda la producción es impecable. La obra cuenta con distintas escenografías y los actores pasan por varios cambios de vestuario, que no tienen nada que envidiarle a Broadway.

5-Es la oportunidad de ver un clásico del cine llevado al teatro. La Sugar Kane original fue Marilyn Monroe en Some like it hot (Una Eva y dos Adanes), película de 1959. Si te gusta el filme no podés dejar de ver esta obra.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.