Abr 202018
 

«Pelusa (el elefante) cumplió el plan nutricional y de esta manera mejoró su estado anímico y físico. Gracias a esto, logramos dar otro paso en el sueño de llevarla a un santuario de Brasil para que recupere su libertad, después de más de 50 años«, escribieron desde la cuenta oficial de la Municipalidad junto a una foto en la que se veía al animal muy flaco.

Al ver esta imagen, Cande no dudó en responderles: «¿Por qué le mienten a la gente? Pelusa no tiene ni hambre del dolor que tiene en la infección de su pata. No puede viajar así. Que muera en paz ahí, de última, y que el zoo se haga cargo de como tienen a los animales. (Esto no es culpa de los cuidadores)«.

¿Vos qué opinás de las palabras de Cande? 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.