Abr 232018
 

Parece que no todo es fácil en la vida de los actores y así lo demostró Dakota Johnson, quien reconoció que terminó haciendo terapia por la intensidad de la última película que filmó.

Presentando «Suspiria», la hija de 28 años de Melanie Griffith contó que las cosas se pusieron muy intensas en el set y que terminó sintiéndose muy mal. «Estuvimos en un hotel abandonado en la cima de una montaña. Tenía 30 postes de teléfono en el techo, por lo que había electricidad pulsando por todo el edificio, y fue shockeante para todo el mundo. Hacía un frío de mierda y era muy seco. Lo único que me ayudaba era embadurnarme a mi misma con aceite todas las noches. Ahora no puedo parar con eso», contó.

Cuando le preguntaron si realmente había sido tan terrible la filmación, ella insistió: «No te miento. Me hizo tan mal que terminé yendo a terapia».

¡Terrible!

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.