Abr 232018
 

1) Mejorar el aislamiento de tu casa ya que la mitad del consumo eléctrico se debe a la calefacción.

2) Aislar y sellar las cajas de las persianas con láminas finas de corcho, espuma autoadhesiva, poliespán u otro material aislante. De esta forma, se evitará la fuga de calor y que se meta el frío desde la calle.

3) Sellar las puertas y ventanas. Localizar las rendijas y colocar burletes.

4) Regular la calefacción y el aire acondicionado a una temperatura adecuada. En casa, la temperatura ideal es entre 19 y 21 ºC en invierno y entre 24 y 26 ºC en verano. 

5) Aprovechar la energía del sol lo más que se pueda. 

6) Sustituir las bombitas eléctricas incandescentes y halógenos por LED. Vas a poder ahorrar entre el 80 y el 90% del consumo eléctrico en iluminación. 

7) Desenchufar los equipos que no se estén usando. En caso contrario, quedarán en «modo espera» y seguirán consumiendo energía.

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.