Abr 242018
 

La Justicia británica ordenó quitar el sistema de soporte vital y el niño respiró por su cuenta. Sus padres quieren trasladarlo a Italia y el papa Francisco les ofreció ayuda.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.