Abr 252018
 

Cathy Fulop estaría sufriendo lo que los psicólogos denominan el síndrome del nido vacío. O, más bien, el pre-síndrome, porque ninguna de sus dos hijas se fueron a vivir solas aún. Ambas, Oriana (22) y Tiziana (18), son mayores de edad y es de público conocimiento que Ori trabaja mucho. 

Sin embargo, ambas siguen eligiendo quedarse en la casa que comparten con su mamá, Cathy, y su papá, Ova. «No estoy preparada para que se vayan, de ninguna manera. Por suerte creo que las chicas tampoco se quieren ir. Ojo que ellas también tienen su vida y muchas veces con Ova nos encontramos solos en casa. Ahí tenemos nuestros momentos (se ríe). Pero a ellas les gusta compartir cenas y viajes con nosotros. Así que la pasamos muy bien en familia.»

Consultada por la convivencia con sus hijas y su presencia maternal, Cathy declaró en la revista Pronto: «Somos padres bastante cancheros. Yo reconozco que soy un poco densa, porque todo el tiempo quiero que me estén contando qué hicieron y como les fue. ¡Quiero saber todo! Y para ellas debe ser un fastidio. Pero bueno, irse a vivir solas es una gran responsabilidad y por el momento las dos prefieren quedarse en casa, donde siempre tienen su comida, su cuarto arreglado y su ropa limpia«, dijo la diosa venezolana, atenta a las necesidades de sus hijas. 

¿Qué opinás? 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.