Abr 262018
 

Con el fin de determinar si pertenece al siglo XIV, conocer su autoría y recuperar su movilidad articulada, una escultura clásica de Cristo -el Cristo Yacente de la Cofradía de la Santa Vera Cruz de Béjar (Salamanca)- fue sometido a una tomografía axial computarizada (TAC).

seg-tac-cristo-tanarro-05-kUdB-U501737288465sKB-624x385@El Norte

Esto sucedió en el Centro Médico Los Tilos de Segovia, principalmente para estudiar si la figura puede volver a ser articulada, característica que perdió en los años 40. 

El presidente de la cofradía, David Hernández, sostuvo en declaraciones a los medios momentos después de someterlo a esta prueba que se conocen muy pocos datos de esta talla propiedad de la cofradía bejarana, que cuenta con más de 600 años de antigüedad.

Se desconocen los motivos por los que la figura perdió la movilidad, y el estudio arrojará resultados sobre el estado interno de la escultura. Aunque no es una técnica muy común y las peticiones son «ocasionales», el director del centro médico, Alberto Sonlleva, reconoció que estas pruebas médicas son «muy útiles» en esculturas y pinturas para determinar sus características, estabilidad, e incluso, verificar la autoría de la obra.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.