May 162018
 

Aunque esperaba que los últimos días previos a su boda fueran más intensos por todo lo que había que preparar, Meghan Markle nunca se imaginó que su última semana de soltera sería tan intensa y llena de drama. Y para peor, parece que éste no acabará tan fácilmente.

La actriz norteamericana y futura esposa del Príncipe Harry de Inglaterra está en la mira de todos después de que se descubriera que su padre, Thomas Markle, había cobrado para hacerse algunas fotos para los medios antes de la boda. Después de que un medio mostrara las imágenes en las que se lo ve posando con un fotógrafo para que aparezca interiorizándose sobre Inglaterra, leyendo noticias de su hija en los diarios online y poniéndose en forma, él le confirmó a TMZ que se sentía avergonzado y por eso no iría a la boda de su hija.

La noticia fue un baldazo de agua fría no sólo para Meghan sino también para la Familia Real, que no es muy fanática de los escándalos con los medios. Pero al descubrir que Samantha, su media hermana con la que no se lleva del todo bien, había tenido que ver con la decisión de su padre, decidió perdonarlo. Él entonces recapacitó y anunció que había cambiado de parecer, que lo que había hecho no era tan grave como para perderse el importante día para su hija y la historia, y que caminaría el 19 de mayo con su hija hacia el altar de la Capilla de St. George del Palacio de Windsor, si los médicos se lo permitían, ya que seis días antes Markle sufrió un infarto y con todo el escándalo por las imágenes volvió a sentir mucho dolor en el pecho, y realizándole estudios los médicos descubrieron que su corazón no estaba funcionando bien.

Aunque mantenía la esperanza de viajar a Inglaterra a último momento para unirse a los planes de celebración y conocer a la familia del Príncipe Harry, finalmente no podrá hacerlo porque a las 7:30 de la mañana del miércoles tuvieron que intervenirlo quirúrgicamente. De acuerdo a lo informado por TMZ, a Thomas tuvieron que desbloquearle algunas arterias, repararle el daño que quedó en su corazón tras el infarto y ponerle stents en las zonas donde eran necesarios.

Horas antes de la cirugía y otra vez en diálogo con TMZ, el padre de la futura duquesa inglesa aseguró que fue la carta de su hijo Thomas Jr. diciéndole al Príncipe Harry que aún estaba a tiempo de anular su boda con Meghan, lo que comenzó a hacer mella con su corazón y lo llevó al ataque cardíaco.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.