Jun 132018
 

Tras dos años de una feroz lucha legal, Brad Pitt recibió la noticia que tanto esperaba: podrá tener la custodia compartida de cinco de sus hijos con Angelina Jolie.

Después de separarse tras un polémico viaje en el que los rumores dicen que hubo un confuso episodio de violencia con su hijo mayor, Maddox, Angelina le exigió a la Justicia que le dieran la custodia completa de los seis hijos que tenían (tres adoptados, y tres biológicos). Brad hizo todo lo posible para no perderla: dejó de beber y fumar, asistió a terapia y se refugió en el arte. Y finalmente lo consiguió: de acuerdo al sitio RadarOnline, el juez Ouderkirk de la Corte Superior de Los Ángeles ordenó que los niños, excluyendo a Maddox de 16 (quien podrá decidir por su cuenta), pasen tiempo significativo con su padre desde el 1 de junio hasta el 10 de agosto.

De acuerdo con los documentos, el tribunal determinó que no tener una relación con su padre es perjudicial para ellos y por eso expresó que “es fundamental que cada uno de ellos tenga una relación sana y fuerte con su padre y su madre”. Por ello, en las vacaciones de verano boreales, la ex pareja tendrá que compartir la custodia de sus niños, incluso cuando eso significa que hayan viajes desde Los Ángeles hasta Reino Unido mientras Angelina filma la secuela de Maléfica allí.

Desde el 8 de junio hasta el 17 de junio Pitt pasará cuatro horas por día con al menos uno de los niños más pequeños: Pax, 14, Zahara, 13, Shiloh, 12, o los gemelos Knox y Vivienne, 9 años, en el Reino Unido. Las visitas se realizarán en un hotel de lujo en las afueras de Londres y un médico estará presente para supervisarlas.

Además, tendrán una especie de ‘rutina’: del 27 de junio al 1 de julio, al menos uno de los niños pasará diez horas por día con Pitt, entre el 8 de julio y el 14 de julio, el padre tendrá la custodia de los hijos menores por un período completo de cuatro días y además, tendrá la opción de inscribir a los niños en un programa de “familias en transición” durante este período, el 21 de julio los niños regresarán a Los Ángeles para quedarse con Pitt en su casa, pero se espera que regresen al Reino Unido el 29 de julio. Luego, el 11 de agosto los niños regresarán a L.A. otra vez con su padre.

Pero eso no es todo. Además de otorgarle todas esas concesiones al padre, lo que más le molestó a Angelina es que el juez le ordenó que le diera a Brad los números de teléfonos celulares de los niños y le prohibió monitorear sus conversaciones con su padre.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.