Jun 132018
 

Aunque es verdad que nos lavamos el pelo todos los días y es algo no muy ‘complicado’ para hacer, también es verdad que el pelo no queda igual cuando lo lavamos en casa que cuando lo lavamos en la peluquería. ¡Y tiene su por qué! Los peluqueros tienen sus secretitos que les dan mejores resultados y hacen que la cabeza parezca otra. Pero ya no vas a necesitar ir a la peluquería para conseguir ese resultado, ¡acá están sus tips!

  1. PRIMERO, CEPILLAR: El cepillado, además de desenredar el cabello, permite arrasar con las células muertas y facilitar la penetración del shampoo y el enjuague.
  2. HUMEDECELO: Antes de empezar a aplicar los productos, por supuesto, hay que humedecerlo. Hacelo con agua tibia, no muy caliente porque daña al pelo y el cuero cabelludo.
  3. MASAJEÁ: A la hora de ponerte el producto, procurá no excederte con la cantidad porque sino deja el pelo grasoso. Tomate 3 minutos para masajear porque esto ayuda a detener la caída y da suavidad. ¿La mejor manera? Levantá las raíces y frotá el cuero cabelludo con las yemas de los dedos, muy delicadamente en círculos.
  4. CUIDÁ LAS PUNTAS: Las puntas del cabello son las primeras en abrirse. Un secreto de los peluqueros es retirar el enjuague con agua más bien fría para cerrar los poros del cabello y darle más brillo.
  5. POR ÚLTIMO, CEPILLAR: Después de secar el cabello con suavidad y sin frotar, volvé a cepillarlo para evitar la formación de nudos.

NOTA COMPLETA