Sep 112018
 

Willy Caballero, es un futbolista argentino. Juega como guardameta, y su equipo actual es el Chelsea F. C. de la Premier League de Inglaterra. Tiene 36 años. Por primera vez, en mucho tiempo aclaró todo lo que vivió luego del Mundial. 

«Hoy ya pasado el tiempo y asimilando todo lo que pasó y lo que viví estoy bastante bien, tratando de concentrarme en lo mío, en la pelea día a día de competir para jugar, con muchas ganas y fuerza. No sé si cambiaría algo de lo que pasó (en el Mundial)… Es fácil analizar después de que las cosas pasan. Uno quisiera cambiar un montón de cosas pero no se puede y hay que convivir con lo que pasó. Sin duda que yo cometí un error pero son cosas que pasan, me pasó a mí y a otros varios arquero en el Mundial. El tema es que por la situación en la que estábamos se dio el inicio de una catástrofe a partir de mi error. Yo asumo la responsabilidad de lo que pasó: tratando de darle un pase a un compañero le pegué al piso pero fue un error, son cosas que suceden, me pasó a mí. Fue un golpe muy duro para todos y se dio en el peor momento. Lamentablemente después no tuve la oportunidad de revancha, me hubiese gustado para volver a ganarme la confianza de todos pero no pude. Se armó una burbuja muy fuerte con respecto a mí y al entrenador. Él tomó una decisión y yo la tuve que respetar y la sigo respetando. Me hubiese gustado tener la posibilidad de poder demostrar que seguía valiendo, tener una chance de revancha. Él (por Jorge Smpaoli) me dijo el día antes del partido (con Croacia) que no iba a jugar. Si bien yo ya lo intuía en los entrenamiento y por lo que decía la prensa que iba a haber un cambio. Valoro que tuvo la valentía de decírmelo y es algo que quedó entre nosotros lo que nos dijimos ese día. Ya está, yo respeté la decisión y desde el primero momento que supe que no iba a atajar  traté de ayudar a Franco (Armani). No entendí mucho por qué recibí ese trato desde el comienzo. No sé qué habré hecho mal. Vi todo lo que se dijo y no lo sentí irrespetuoso pero sí desmedido. Fue irrespetuoso cuando cometí el error contra Croacia. No sé si porque la gente quería que ataje Armani, que es totalmente entendible cuando el pueblo tiene un gusto particular pero el que toma la decisión es el entrenador. Después del error fue muy duro para mí y para mi familia. Hubo malos deseos, malas palabras, mucha falta de respeto y por eso hice ese descargo. Armani asumió su lugar súper bien. Unos días antes del partido con Nigeria él ya sabía que iba a jugar y convivir con eso no era nada fácil, lo hablamos mucho. Jugó bien ese partido que había que ganar, se clasificó y creo que lo hizo de manera notable… después en el partido con Francia pasaron un montón de situaciones, de cosas, penales, golazos… Creo que todos los partidos se nos puede evaluar pero no hay que quitarle mérito porque lo hizo muy bien», en diálogo con TyC Sports.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.