Sep 122018
 

@tomasds55

«Boomerang«, el nombre que Vilma Palma e Vampiros eligió para su último disco es, en cierta medida, autoreferencial respecto del comportamiento del grupo con la industria de la música: por lejos que pueda parecer del centro de atención de la escena del rock-pop local, la banda rosarina que en los 90 se convirtió en fábrica de hits bailables, siempre encuentra su camino y vuelve.

Con casi 30 años de trayectoria, el grupo liderado por el principal compositor y cantante Mario «Pájaro» Gómez, encontró una fórmula casi imposible de conseguir sobre todo para los cientos de agrupaciones que a lo largo de esos años alcanzaron el éxito con alguna canción y luego fallaron en mantenerlo. La creación constante de material novedoso, mezclada con la revisión sin resentimiento de los hits que quiere escuchar la gente es el secreto de Vilma.

 

«Vamos a tocar 4 o 5 temas del nuevo álbum y vamos a hacer un pequeño acústico en la mitad del show, pero no queremos cansar a la gente. Sabemos que quieren escuchar los hits y los vamos a tocar, sino nos matan», explica el «Pájaro» entre risas, y agrega: «Convivimos con los éxitos, son parte de nuestro repertorio. Es cierto que es medio mecánico tocar siempre ‘Auto rojo’ y ‘La pachanga’, pero la verdad es que es una gloria tener éxitos así y que la gente los siga pidiendo».

Haber atravesado tantos períodos respecto de cómo se comportaron el consumo y la producción de música, le permite a Gómez hacer un análisis desde adentro del fenómeno. La época de la viene el grupo es la de «salir en lo de Tinelli y al día siguiente vender un montón de discos en los locales», como explica el vocalista, pero el presente le ofrece un escenario muy distinto. «Lo que más cambio es la forma de difundir la música. Hoy en día internet es el 90% de la banda. Ya sea por Youtube, Spotify o para hacer la publicidad de los shows, todo pasa por ahí y las redes sociales. Uno trata de meterse pero de no volverse loco, porque hay que ser conscientes de que si te querés poner a la par de Bad Bunny o de J Balvin perdés. Pero también uno puede aprender cosas de eso, como se mueven, como difunden, como hacen el marketing. Ahora el juego está abierto para todos», evalúa el músico. 

El «Pájaro» entiende a Vilma Palma como un «fenómeno rarísimo». «El público sigue creciendo y con chicos jóvenes que se prenden mucho con nuestra música, es increíble», asegura. Las constantes giras y las expectativas para el próximo show de la banda este jueves 13 en el ND Teatro, dan muestra de ello.

«Este estilo de vida se disfruta mucho pero también se sufre, porque no hay tiempo para descansar bien», reconoce. «Cuando son seguidos los shows es cuando más respondes, pero cuando bajas, después, el cuerpo te pasa factura«, explica y agrega riendo: «Yo igual con un par de horas de sueño estoy bien».

El grupo éxito de los 90 celebra 28 años de trayectoria.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.