Sep 162018
 

Este sábado por la noche, Abel Ayala impactó a todos los invitados del programa de Andy Kusnetzoff al contar su difícil historia que lo marcó a lo largo de toda su vida. 

Me crié con mis abuelos. A los 9 años me fui de mi casa y no volví más. Me fui a vivir a la calle“, comenzó a decir en “Podemos Hablar“. Rápidamente, el conductor indagó por qué tomó esa decisión tan pequeño, por lo que Abel contestó: “La verdad no sé, porque prácticamente vivía en la calle, no estaba en mi casa. Entonces, no hubo una transición concreta, yo iba y venía y un día no volví“.

¿Pero ahí tu abuela no te dijo que tu vieja era como tu hermana, algo así?“, preguntó Andy.

Lo que pasa que éramos muchos, muchos tíos, muchos primos, mucha gente, y no estaba claro el tema de las relaciones. En ese momento mi mamá biológica era mi hermana y mi abuela era mi mamá biológica. Era lo que ellos me decían, y yo creía eso. Después cuando me fui, cuando llegué al hogar, ahí me di cuenta que mi hermana era mi mamá“, manifestó el actor. 

 

Una publicación compartida de ABEL AYALA (@abell_ayala) el



Abel, contó que luego se fue a vivir a Constitución, y gracias a unos asistentes sociales terminó en un hogar. Fue ahí donde la conoció a Nicole Neumann, (también invitada al programa), ya que fue al hogar a conocer. “Éramos como 40 chicos, y cada vez que llegaba alguien del exterior íbamos todos corriendo a ver qué había. Y ella había llegado con una amiga, creo que Verónica de la Canal, y me acuerdo que bajó y yo le vi un caballito, tenía un caballito tatuado“, recordó en la pantalla de Telefé. 

 



 

Me fui a los 17 años del hogar y ya había empezado a trabajar, cuando hice ‘El Polaquito’, a los 12. Un día Desanzo (Juan Carlos) llegó y nos reunieron en el comedor a todos los chicos, nos dijeron que estaba preparando una película sobre la vida de un pibe de la calle y que él quería trabajar con un pibe de la calle, que por eso estaba ahí“, señaló el actor de ” El Marginal”. 

Después de eso, preguntaron quién quería hacer el casting y Abel no lo dudó ni un segundo y decidió sumarse. “Lo hice y a los dos meses me reunieron en la oficina de los coordinadores y me dijeron que Desanzo quería que yo hiciera la película. Fue increíble, porque además él me iba a buscar todos los días al hogar y la llegada de El Polaquito me abrió la posibilidad de conocer otros universos“, aseguró. 

 

Mi querido Polaquito… El verdadero Polaquito tenía 17 años cuando apareció muerto en la Estación central de trenes de Constitucion , por presunto enfrentamiento con la mafia que regenteaba a los pibes de la calle. Juan Carlos Desanzo retrató en esta película un pedacito su vida para que nunca la olvidemos. Te quieroooo Polaquito ♥️ Podés volver a verla en @cine.ar ��☺

Una publicación compartida de ABEL AYALA (@abell_ayala) el



Desde ese momento no tuvo nunca más contacto con su familia ya que nunca volvió a donde pertenecía. Sin embargo, tiempo después lo encontraron cuando ya estaba en el hogar y Abel pensó lo peor: “Me acuerdo que cuando me encontraron yo ese día me puse a llorar, tenía mucho miedo porque pensé que ellos me iban a sacar de ahí y yo me quería quedar. Elegí quedarme hasta los 17 años. Después me alquilé una casita con mi mejor amigo del hogar“, relató. 

Me crié con mis abuelos. A los 9 años me fui de mi casa y no volví más. Me fui a vivir a la calle”

Era el Hogar El Arca, en Moreno. Yo después me fui a vivir a Europa y me desconecté. La plata me la manejaba la gente del hogar, alquilé una casa gigante y era re loco, porque nos levantamos a las 3 de la mañana y si teníamos ganas de tomar helado nos íbamos a comprar helado“, concluyó. 

 

El actor que conmovió con su historia (Nahuel Ventura - Diario Crónica)

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.