Sep 262018
 

El 11 de marzo del año pasado se llevó a cabo el mega recital del Indio Solari que marcó un antes y un después en su carrera. Esa noche, en el predio La Colmena de Olavarría, una multitud colapsó el lugar y lo que en un principio era «diversión» terminó en tragedia ya que murieron dos hombres (Javier León y Juan Francisco Bulacio) a causa de un avalancha entre el público. 

A partir del suceso y después de 18 meses de investigación, el fiscal Carballo cerró la Instrucción Penal Preparatoria y elevó un pedido de juicio al juez de Garantías Carlos Villamarín

Por el momento, los únicos imputados son los hermanos Matías y Marcos Peuscovich y Gustavo Zurita por su rol de productores y organizadores del concierto de Olavarría. Por su parte, el Indio Solari queda exento de toda imputación debido a que había firmado un contrato en el que consta que solo se encargaba de la organización musical. En consecuencia, se le desliga todo tipo de responsabilidad de la organización y seguridad del concierto.

El predio en donde se realizó el concierto del artista solo tenía capacidad para 150 mil personas y se deduce que ingresaron el doble del número permitido. Además, según confirmó Carballo, por más que se hubiese respetado el límite de público en el predio «no se adoptaron las medidas de seguridad necesarias para prever lo que pasó, como las avalanchas«. 

En conclusión, los tres imputados de la causa podrían enfrentar cargos por «estrago doloso con dolo eventual agravado«. «El primero de los encuadres implica penas de prisión muy similares a las de homicidio, teniendo un mínimo de 8 años y llegando a los 20 como máximo. El estrago culposo tiene una menor escala penal«, detalló el fiscal. 
 

(Foto: Reuters).
Por el momento, solo hay tres imputados (DyN).

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.