Oct 092018
 

@Antoravinale

Si hay algo que se puede afirmar es que Gonzalo “El Patón” Basile nunca pasa inadvertido. Muchos lo identifican por sus característicos tatuajes, otros por su desempeño como boxeador profesional o también por su devoción hacia Hugo Moyano.

Pero en este último tiempo, este personaje tomó otro tipo de distinción, ya que formó parte de una se las series más calientes y excitantes del país como fue “El Marginal II”.

A principios de este 2018, se llevaron a cabo los castings para la serie de Underground, por lo que “El Patón“, al vivir a cuatro cuadras de la cárcel de Caseros – la famosa “San Onofre” de “El Marginal“- se enteró rápidamente y pudo participar.

Para mí fue una sensación de alegría, temor, de expectativas y muchas cosas al mismo tiempo porque si bien estuve en distintos medios y programas periodísticos, nunca en un set de filmación“, comentó Gonzalo a DiarioShow.com.

 
 
 

 

Ver esta publicación en Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida de Gonzalo Patón Basile (@gonzalo_paton_basile) el



Si bien “El Patón” era un personaje secundario en la serie de Sebastián Ortega, tuvo una escena protagónica en la que se lució. “Fue bastante ‘heavy’ desde lo emocional, jugó muy fuerte en mi y hasta el director, pero me dijo que era yo el que la tenía que hacer“, narró el boxeador. Y agregó firme: “Tenía que hacer que violaba a la hermana de un preso. Ella (la actriz) me decía que lo haga a fondo porque así me iba a salir mejor el papel. Y me puse arriba de ella, moviéndome haciendo que la violaba“.

Estar en una cárcel me generó muchas sensaciones al mismo tiempo. Pensaba en los que tuvieron que estar así, de lo que se siente estar ahí encerrado, pensar que muchos años funcionó como una cárcel de verdad. Eran las ocho de la noche y decía ‘me quiero ir’ estabas todo el día encerrado y no era más que una cárcel“, recordó.

 

 
 
 

 

Ver esta publicación en Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida de Gonzalo Patón Basile (@gonzalo_paton_basile) el



Sin embargo, Basile contó que no estuvo muy lejos de haber ido a un penal ya que hace un par de años estuvo detenido. Aunque aseguró que pagó el precio político por ser quién es: “Viajaba en un aeropuerto en Córdoba con mi señora y mi hijo chiquitito. Pasando por el escáner dejo mis cosas y después para agarrarlas la policía me dice: ‘Venga acá señor’, y no le hago caso y me repite en tono fuerte ‘venga acá señor’ y le dije que iba a agarrar el celular y me lo niega así que le contesté: ‘¿Qué te pensás, que tengo una bomba?’“.

Y continuó: “Bueno es verdad, está prohibido la palabra ‘bomba’ en los aeropuertos, pero al decirlo ‘El Patón Basile’ me tiraron al piso, me metieron los perros, me llevaron esposado, detenido, tuve que ir a médico forense, perdí el vuelo. Al día siguiente me soltaron pero pasé toda la noche en un calabozo“.

Más allá de esa desafortunada anécdota, no fue la única vez que el sindicalista “dio un paso fuera de la ley“. Años atrás, Gonzalo fue detenido por haberse ido a las manos para defender a su líder, Hugo Moyano, y usar sus dotes como boxeador fuera del ring. Y además, fue acusado por haber ejercido violencia de género contra su esposa.

Al respecto, el actor señaló: “Ninguna es cierta porque por las características físicas que tengo, donde me porte mal en la calle, imaginate que sería visto o reconocido de acá a tres cuadras. Nunca estuve imputado en ninguna causa de violencia, fueron malos entendidos en donde quizás si se quiso usar mi personalidad como ‘referente de’, o me quisieron dejar pegado a eso“.

 

” Nunca estuve imputado en ninguna causa de violencia, fueron malos entendidos en donde quizás si se quiso usar mi personalidad como ‘referente de’”

Que “El Patón” Basile es fácilmente reconocido, es verdad. El boxeador utiliza su piel como lienzo para plasmar cada dibujo que desee y eso lo distingue fácilmente de los demás. Cuando era chico, su tío tenía un dibujito muy pequeño en el brazo que se lo hizo cuando estaba en “la colimba“. Al ver Gonzalo eso, se le metió en la cabeza que al ser mayor iba a hacerse uno.

A los 16 me hice la ‘G’ de Gonzalo y me la hice yo mismo con tinta y aguja china. Mojaba las agujas y me pinchaba, eran los típicos tatuajes de presos tumberos. Y hoy por hoy el tatuaje me identifica. Tengo tatuado desde el empeine de los pies hasta la cabeza. Tengo el nombre de mis hijos, la firma de ellos, el nombre de mi mujer, el escudo peronista, la cara de Hugo Moyano, la de Evita y Perón. Yo soy peronista de Perón y Evita, siempre lo digo. Y ‘moyanista’“, aclaró.

 

“A los 16 me hice la ‘G’ de Gonzalo y me la hice yo mismo con tinta y aguja china. Mojaba las agujas y me pinchaba, eran los típicos tatuajes de presos tumberos”

Gonzalo confesó que su admiración por Hugo Moyano se debe a que de chico trabajó en la recolección de residuos y se “pegaba” a los delegados con los que trabajaba. A partir de eso comenzó a ir a las marchas en donde estaba su líder y su hermano Pablo.

El hombre que “da la vida por Moyano”.

 

Hugo nos defiende como trabajadores así que lo mínimo que puede hacer un trabajador camionero es hacerle alusión a él. Pero yo creo que si le preguntas a cualquier camionero somos ‘devotos’ de Moyano, por como nos dignifica con las paritarias, con los sueldos, con los descuentos que tenemos en medicamentos, los lugares que tenemos para ir a vacacionar, tenemos hoteles que son cinco estrellas, los chiquitos afiliados se van de vacaciones de invierno a Córdoba en avión y eso es mucho para nosotros. Quizás el Gobierno actual lo mira como que con odio porque no quisiera que los trabajadores usemos ese privilegio“, comentó.

“Somos ‘devotos’ de Moyano, por como nos dignifica con las paritarias, con los sueldos, con los descuentos que tenemos en medicamentos, los lugares que tenemos para ir a vacacionar, tenemos hoteles que son cinco estrellas”

Cuando hay un paro todos nos adherimos. A mi en la calle me dicen ‘cómo me gustaría pertenecer a tu gremio“, afirmó Basile. Y agregó convencido: “No sé si está bien cortar una calle, pero es la única que te queda. Es la única prueba disconformidad y descontento que tenés, porque sino no te escuchan“.

¿De qué otra forma vos podés manifestar y expresar tu enojo si no es con un paro o una marcha? Me ha tocado estar del otro lado que tenía que tomar un vuelo y atravesé una marcha por 9 de Julio, me tuve que bajar del taxi y sacar las maletas del baúl. Me paraban mientras caminaba y me saludaban. Pero tomé un taxi del otro lado porque sino perdía el vuelo. Por ahí cuando estás del otro lado te molesta, pero es la única forma de manifestar o de protestar“, explicó.

 

Basile por Moyano. Una pasión sindical indeleble

En consecuencia, Basile sostuvo que está en contra de todos aquellos “trabajadores” que no se adhieren a los paros ni marchas ya que “después cuando sacas los beneficios gracias a ese paro o marcha, todos lo cobran. No es que solo los que adhirieron. Yo soy muy de lo que es la lucha sindical. Yo creo que los que no paran es por miedo“.

Cuando paras no cobrás, pero es para ganar a futuro. Es la lucha justificada, estás perdiendo para ganar“, exclamó.

Finalmente, el actor de “El Marginal II” manifestó su descontento con el presidente Mauricio Macri y afirmó que su gestión “tiene un desprecio total por los trabajadores“.

A los que más odia es a la clase media trabajadora y solo está favoreciendo a una clase de gente que son los que más tienen. Yo ando en la calle y la gente está molesta de verdad“, concluyó.

 
 
 

 

Ver esta publicación en Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

Multitudinaria marcha contra el ajuste de este gobierno…

Una publicación compartida de Gonzalo Patón Basile (@gonzalo_paton_basile) el



De recolector de residuos a actor de

NOTA COMPLETA