Oct 142018
 

@Rfilighera 

«Trato de que la gente se entretenga y deje durante el desarrollo del espectáculo todas aquellas preocupaciones que más la aquejan. Este es el cometido y la responsabilidad de todos aquellos que venimos haciendo, año tras año, humor”. Con estos conceptos precisos y sencillos, el inefable Hugo Varela continúa ejerciendo una noble actividad y, cual Quijote, arremete contra los molinos de viento para batallar contra todo tipo de dificultades y generar una sonrisa en el espectador que le permita transitar la vida desde otra perspectiva.

En tiempos de corrida cambiaria, suba del dólar, tarifazos y alta inflación, «el humor se presenta como algo más que necesario. Poder generar comicidad en tiempos de crisis es, no tengo dudas, una tarea de perfil titánico. Nosotros, los artistas, no podemos decaer nunca y debemos darle al espectador la propuesta más atractiva y nuestros recursos más efectivos«, asumió como una declaración de principios en diálogo con DiarioShow.com 

Un capo del humor (Foto: Crónica)

Hugo puntualizó que «la situación económica que estamos atravesando es sumamente crítica. Desde lo personal, si bien puedo contar con una cantidad de fieles seguidores, la estructura de un espectáculo conlleva una inversión económica muy importante. La publicidad, los afiches y la promoción nos sitúan, muchas veces, en la encrucijada de decidir hacer o no los shows«.

En otro momento de la charla, Varela sostuvo que «a mí me cuesta bastante poder disfrutar un buen momento cuando soy consciente de que a mi alrededor suceden cosas que me entristecen muchísimo. Cuando observo mi entorno, colegas y amigos que no la están pasando para nada bien, me cuesta remontarla, porque observás falta de trabajo, crisis, desaliento personal y también abandono. Estamos ante estas postales que nos oprimen el corazón y la apuesta artística, en este sentido, siempre debe ser muy fuerte«.

Trabajador incansable, Hugo Varela realiza en gira por diferentes localidades de Buenos Aires su show «Sin ton ni son«, propuesta en la que combina monólogos, canciones y cuadros humorísticos. También, fiel a su estilo e impronta original, interpreta instrumentos musicales caseros que fueron diseñados y construidos por el propio intérprete y que suele utilizar junto a su hijo Lucas, también artista.

(Foto: Crónica).
Nacido en Córdoba, tiene más de 30 años creó decenas de instrumentos musicales.  (Foto: Crónica)

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.