Oct 162018
 

@Antoravinale

¿Acaso se preguntaron «dónde duerme el Duravit«? o ¿qué significa el «paraíso de los perros«? o simplemente, ¿qué quiere decir «milanesa envuelta en arena y sol«? Posiblemente, gran parte del público se lo cuestionó varias veces, aunque quizás «El Kuelgue» no. 

Con mezclas de oraciones que carecen de sentido (y otras que no) pero con gran pertenencia melódica, la banda liderada por Julián Kartún Santi Martínez va más allá de la coherencia de las frases de canciones y se concentran en el ritmo musical. Es por eso, que la banda logra diferenciarse y convoca a una gran audiencia que se volvió fanática de su titánica identidad.

Ya llevan más de 10 años desde que comenzaron con la banda. Tenían alrededor de 17 y 18 cuando tocaban por diversión e improvisaban como si fuera tan solo un juego, hasta que un día, decidieron pasar a lo profesional. «Muy lento, muy de a poco, medio que las consecuencias de lo que haces te lo va pidiendo a vos. Las cosas te empiezan a pasar y te exigen a vos profesionalizarte de alguna manera. Es como un círculo vicioso«, señaló Santi Martínez a DiarioShow.com

«El Kuelgue»

Después de largos «cuelgues» musicales, la banda decidió adoptar la frase y utilizarla como nombre referencial del grupo. Pero finalmente, impusieron la letra «K» porque en ese momento había un montón de bandas que también la utilizaban. «Todo venía del punk vasco y otras bandas como Kortaku y muchas otras que en ese momento habían tenido esa corriente, como Kapanga , Un Kuartito, Karamelo Santo«, explicó Julián Kartún.

 

En un pequeño teatro llamado «La Almohada» y en el centro cultural «La Castorera«, «El Kuelgue» comenzó a dar sus primeros ciclos musicales y gracias a eso, generaron su núcleo. Pero como todo inicio de banda, no todo fue color de rosas. «Hubo un momento en el que nos paramos y dijimos ‘che, ¿qué estamos haciendo?’ porque tocábamos en diferentes lugares en donde no ganábamos guita y no nos iba a ver gente. Es muy desgastante ir a lugares donde no te ve nadie y es el camino que todas las bandas dicen que es ‘el granito de arena’ y capaz la tercera o cuarta vez que vas ahi te iban a ver. Íbamos con el autito a un hostel llenos de instrumentos y la pasamos mal», reconoció Julián.

Y corrigió Santi: «Mal no la pasábamos, también era un disfrute. Y en algún momento ese disfrute es o seguís ‘boludeando’ o lo capitalizás y lo tomas en serio, para que también siga siendo un disfrute, que lo sigue siendo. Las condiciones han mejorado pero el grupo se sigue encontrando en la habitación 504 después del show a brindar y a emborracharse un rato«.  

Julián Kartún, el protagonista de la banda.

Pero definitivamente no quedaron ahí, ya que con el tiempo crecieron y llegaron a presenciar escenarios más grandes, como cuando fueron teloneros del indiscutible Paul McCarney.

«Fue eufórico, muy divertido. También fue un desafí porque eran cinco días que teníamos que armar un show pensado para eso, con pocos canales, sin batería y ensayamos todos esos días para que el show quede lindo«, recordó el líder de la banda. Y agregó convencido: «La productora con la que laburamos presentó varias bandas y quedamos por eliminación. Y el ‘chabon’ que nos eligió nos dijo que le gustó el sonido. Así que tenía que ser algo original y no mainstream«.

Lo cierto es que hasta el momento, «El Kuelgue» no sabe definir su género musical. Y esto, se debe a la abundancia de sorpresas y falta de repetición en cada canción de su autoría. Candombe, cumbia, rock punk, tango y bossa nova, entre otros géneros, se perciben el las estrofas musicales de la banda: «Son tantos años y todavía no sabemos definir lo que hacemos«.   

S: «Por suerte ya es menos raro, hay un montón de mezclas y mixturas. No sé cómo se llama, música le decimos«.

J: «Música, claro. Canciones«.

Como bien se aclaró, las letras de «El Kuelgue» son verdaderamente únicas. Son la perfecta combinación de un humor absurdo que hacen «parar la oreja» a más de uno.

«Bueno, ahí sí puede ser un punto en el que ‘El Kuelgue’ se distinga por la lírica. Pero también hay un montón de bandas que utilizan el absurdo no con tanto humor. Te pones a escuchar las letras de ‘Divididos’ y decís ‘qué significa esto del spaghetti del rock’«, analizó el vocalista. Y continuó: «También son libres de interpretación y juegan con esto de que cada oyente pueda tener su propia imagen«.

Santi Martínez, tecladista y vocalista de «El Kuelgue»

 

A la hora de componer las letras de sus irrepetibles canciones, los artistas abundan en la improvisación. «Pasamos por diferentes lugares, no tenemos una forma de componer. Algunos vienen con una melodía, a otros se le pone la voz, otro empieza a jugar con un estribillo o con una línea de bajo, y en ese juego se termina, después con largo proceso de laburo, de escuchar lo que te pide el tema, se termina resolviendo. Pero en general sale en el proceso creativo lúdico«, confesó Julián Kartún.

Un dato curioso, es que cada vez que escuchan alguna frase que les gusta, la anotan en un cuadernito rojo para luego largarse a componer, es decir, en el «famoso» cuadernito rojo de su canción «Por Ahora». «Siempre Julián anda con su cuadernito rojo«, confesó Santi.



En ese semilleros de alocadas frases, se encuentran nombres de grandes figuras. Marcelo Tinelli, Coco Silly y Marcos Di Palma son algunos de los famosos que forman parte de sus atípicas canciones. Sin embargo, solo el humorista como el piloto automovilístico tienen alguna noción de esto: «Tinelli no, Coco sí, es buena onda y muchas veces nos invitó a su radio. Entendien que es solo fonética. Marquitos sé que hace poco estuvo en un programa y le ponían el tema de fondo y le dijeron y dijo ‘si, no sé, no los conozco a los pibes’. Y al astro hay que hacérselo llegar, a ver si Crónica nos contacta y se lo hace llegar«.



«Beatriz«, «Ruli» y «Cariño Reptil» son los tres grandes discos en los que se encuentran los fantásticos acordes de «El Kuelgue«. En este 2018, se les sumó «Fierrín Lado A«, en el que presentaron seis nuevos temas y se estima que antes de fin de año saquen la otra tapa del disco, «Fierrín Lado B». Al respecto Julián advirtió: «Sí, se vienen otras. ¡Se viene Fierrín Lado B! Va a seguir siendo seguramente el estilo ‘Kuelgue’ que tiene canciones de estilos totalmente diferentes. Nos enganchamos con esta estética para este disco (ovnis). El anterior era la idea de los reptilianos, el anterior Ruli era un personaje inventado, Beatriz también. Ahora nos enganchamos con las teorías conspirativas, los ovnis, extraterrestres«.

Y para que no queden dudas, ambos cantantes coincidieron que su tema preferido se encuentra en este álbum que no salió. Aunque si tuvieran que elegir una de las conocidas «Planeta Lumir» se lleva todos los aplausos.

 

Ya se cumplió más de una década desde los inicios de «El Kuelgue» y sin dudas sus logros fueron muchos. Pero en especial, tocar en el Estadio Obras Sanitarias fue por ahora lo máximo que llegaron a hacer. «Por ahí no te imaginás que tu música pueda llegar a tantas personas en un mismo lugar y muy bueno porque aprovechamos para tirar la carne al asador. Pusimos todas las canciones nuevas, un lindo despliegue de luces, algún quilombo de coreografías, había de todo«, manifestaron a pura emoción.

 

SOLO PARA ENTENDIDOS

-¿Cómo llevan «La Fama» ahora que llegaron a la masividad?

J: «Yo no considero que seamos famosos ni masivos. En algún punto está bueno que cada vez más gente conozca la banda, pero no creo que seamos famosos. Obvio que está bueno el laburo que hacés y nos sirve de difusión y de prensa pero el círculo Kuelgue sigue siendo nicho para mí.

 

-¿Qué recital que hicieron está «Para DVD»?

S: «Y, el Obras, aunque estábamos todos con unas caras de locos que teníamos que preparar para el show y me filmaban. Pero aún así creo que es un lindo show para filmar por el tema de las luces».

J: «Y los Nicetos, porque al ser ciclo y tocar todos los jueves se va ajustando todo y está súper aceitado»

S: «O un DVD del ciclo con los mejores momentos del Kuelgue». 

 

-¿Alguna vez «cerraron el lugar porque hay poca gente«?
J: «Una vez cerramos el lugar porque había poca gente por decisión nuestra porque había gripe A y estábamos por tocar en Castorera y dijimos ‘che no’, esta se suspende está como el pico de la gripe y está todo el mundo paranoico».

 

-¿Qué es lo que creen que «Carece de Sentido» de El Kuelgue y los hace distintos?

S: «Supongo que tomarnos las cosas con naturalidad y la misma poca pretensión que al principio, con profesionalismo obviamente y no haciendo boludeces pero sin mirar tanto lo que pasa al lado y siempre nos salió naturalmente».

J: «Sí, puede ser eso, que nos hace diferentes de los demás».

S: «Siempre jugando a creernos que somos diferentes de los demás. La postura es más linda del observador de afuera y no la nuestra de ‘vengo acá y soy distinto’ no es algo con lo que tampoco lo tengamos muy presente ni nos interesa fijar. Lo valoramos y es una observación ajena pero no andamos ahí jactándose de eso. Pero también hay un montón de bandas haciendo cosas diferentes».

 

-¿Les dijeron alguna vez que cambien algo y prefirieron pensar «Me Gusta Así» y no lo cambiaron?¿Se arrepienten?

S: «Y por ahí yo lo relacioné con algo musical, con lo que uno va aprendiendo con los discos, con el plano personal de algunas cosas y puedo decir que le dije alguna vez al guitarrista ‘me gusta así’ y después le debería haber hecho caso porque la armonía debería haber sido diferente».

J: «Todo el tiempo estamos yendo y viniendo con decisiones. Supongo que el ‘me gusta así’ y el todo lo contrario pasa a diario. Son pequeñas decisiones que desde la gráfica, las luces, la lista de temas y todo es un constante aprendizaje».

-¿Cuál fue su mayor «Victoria» hasta ahora?

J: «Yo creo que la familia».

S: «Mantener dentro de lo que es un equipo de laburo con las tensiones propias de un trabajo. Mantener lo más unido posible el grupo».

J: «Sí, es muy difícil laburar en grupo y hay que ser muy paciente y hay que ceder mucho y hay que bancarse y admitir los errores también y eso con tantos años tocando nos pasa todo el tiempo que estás en todos los diferentes lugares. El día de hoy, juntos y por sacar un material nuevo creo que un logro».

 

-¿»Por Ahora» las cosas les han ido bien, ¿tienen miedo que esto se acabe?

S: «No, que se termine en algún momento tendrá que terminar. Más que nada eso, supongo. Va a ser orgánico si en algún momento nos tendremos ques separar o lo que sea. Mientras vamos para adelante».

J: «Estoy de acuerdo. No le temo al fin porque es todo tan natural y orgánico y nos manejamos a nuestros tiempos que sería raro que el desenlace sea abrupto. Nunca fue la parte de la naturalidad de la banda».

 
 
 

 

Ver esta publicación en Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida de El Kuelgue (@elkuelgue) el



La banda del momento, más intima que nunca.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.