Oct 172018
 

A pesar de que el protocolo de la realeza sea muy estricto, el Príncipe Harry y Meghan Markle demostraron en varias ocasiones que ellos se toman las cosas de forma más relajada. En una visita a la ciudad australiana de Duboo, un grupo de niños escolares se acercó a saludar a la pareja.

Quien generó una situación que se viralizó en todos los medios del mundo fue el pequeño Luke Vincent, quien a penas vio al Príncipe Harry decidió abrazarlo y como si eso fuera poco, comenzó a tocarle la barba. La reacción del hijo de Lady Di fue totalmente tierna ya que decidió dejar que el niño haga lo que tenía ganas de hacer.

Segundos después, Meghan Markle se acercó y abrazó también al chico de cinco años.

 

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.