Oct 192018
 

El vuelo AR 1303 procedente de Miami tuvo un contratiempo inesperado: una turbulencia imprevista convirtió el viaje de placer de 198 personas en una pesadilla. De un momento a otro, el avión comenzó a sacudirse de modo tal que las gavetas del porta equipaje se abrieron. Los objetos personales salieron eyectados junto con las bandejas de los pasajeros que, en ese momento, estaban comiendo. 

Hubo quince pasajeros heridos, que tuvieron que ser trasladados al hospital una vez que el avión de Aerolíneas Argentinas aterrizó. En diálogo con TN, una de las pasajeras relató el mal momento que vivieron: «La pasamos muy mal. Mucha gente lastimada, se rompió todo, un desastre».

«A las dos o tres horas de estar en vuelo el piloto se metió en una correntada de aire que nos subió 2000 mil metros y caímos 600 metros después. Yo volé, rompí el techo de arriba. Estabamos comiendo sin el cinturón, porque el piloto no avisó que había que ponérselo, que había turbulencia, nada», continuó.

La pasajera aseguró que todo voló por el aire: «Voló la comida y volamos unos cuantos. La tripulación cayó con los carritos, había botellas rotas, se cortaron muchas personas».

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.