Oct 202018
 

@tomasds55

Los números redondos son siempre una buena excusa para revisar el camino andado, celebrar el presente y seguir hacia adelante. Por eso hoy, César Isella, en el día de su cumpleaños número 80, aprovecha su natalicio para hacer todo eso junto a amigos, colegas y, por supuesto, su fiel público.

“La idea es que sea celebrativo: contar un poco la historia, cantar los temas de los primeros tiempos y si me deja el dueño del lugar, tomarme un vinito… si no no es un cumpleaños”, cuenta entre risas el legendario compositor, que esta noche se presentará en la Usina del Arte, con entrada libre y gratuita. Si de historias se trata, Isella las tiene todas. El recuerdo de un tiempo pasado, y según él bastante mejor, se vuelve un temática inevitable en el guitarrista y cantante: “Soy un agradecido con todas las cosas que me pasaron de muy changuito. La aparición primera de Los Chalchaleros alborotó mucho a Salta y al folclore y cuando me llamaron Los Fronterizos fue una bendición”.

 

Los Fronterizos, el grupo que conformó por nueve años durante la década de los ‘50 y los ‘60, se sumó a ese “alboroto”, y de la mano de los Chalcha, le dio forma al sonido de la música tradicional de nuestro país. “Yo recuerdo con mucha alegría esos tiempos, componer con ellos fue un aprendizaje increíble”, rememora quien, por entonces, componía para Mercedes Sosa y Joan Manuel Serrat, por ejemplo. “Uno tiene una historia compartida con la gente. Yo sospecho que a los chicos de hoy les va a costar mucho más, porque todo es urgente. La música centroamericana alborotadora está en todo el mundo, pero tienen tanta urgencia que no creo que una familia se conecte con eso. En el tiempo nuestro, la música era parte de una familia”, opina.

El estupor con el que César se relaciona con las canciones se parece menos al de un músico experimentado que al de un niño que descubre su primera melodía: “La música es como el viento, es maravillosa. Existe el milagro de que un hombre se enamore de una melodía y la use para otra cosa. Es una de las disciplinas más mágicas del arte. Agradezco a Dios que me haya dejado vivir la magia de la música, algo que no veo en la música de hoy”.

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.