Oct 232018
 

La información la dio el propio Ángel de Brito, testigo directo de lo ocurrido el lunes por la noche en el back del Bailando. Según relató, el día de Flavio empezó con el pie izquierdo ya que había llegado a sus oídos la versión de que algunos compañeros de trabajo se habían quejado ante la producción por su impuntualidad a la hora de entregar el lugar de ensayo.

Lo que más le molestó a al coreógrafo fue que nadie le dijera nada en la cara. Pero ahí no terminó la cosa porque al llegar a la prueba de vestuario, tuvo muchísimos problemas con la ropa. Una cosa llevó a la otra, discutió con un asistente y abandonó el lugar enojadísimo. «Incluso, antes de salir, pateó uno de los monitores», aseguró de Brito.

¿Qué le estará pasando al creador de Stravaganza?

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.