Oct 242018
 

Mariana Brey es una de las mujeres que siempre se destacó en la televisión. En la dulce espera de su segundo hijo, primero junto al piloto de automovilismo, Pablo Melillo, Mariana confesó en LAM a Ángel De Brito que se siente «horrible» y que la encontraron llorando antes de que se encendieran las luces. 

“Hoy me encontraron llorado… ¡Me siento horrible!. Estoy camino a los 4 meses, catorce semanas, me como una tostada y explota», arremetió Mariana. 

En la semana 14 de embarazo, el bebé ya ha adquirido una apariencia totalmente humana. Sus rasgos faciales ya están perfectamente definidos, los ojos y las orejas ya se encuentran en su ubicación final y aparecen las cejas y sus primeros cabellos. El feto ya depende totalmente de la placenta, que ya tiene un tamaño mayor que él, para su alimentación. La futura mamá ha recuperado sus niveles habituales de energía.

Ahora, el feto ya mide entre ocho y nueve centímetros y su peso es de unos 43 gramos. El cerebro sigue desarrollándose rápidamente y su cabeza representa casi la mitad de su tamaño total. A partir de esta semana, el ginecólogo ya puede medir las partes básicas del bebé, como la cabeza, el abdomen o el fémur, por separado. El sistema nervioso central del bebé, que incluye el cerebro y la columna, ya tiene sus componentes básicos y las conexiones entre células nerviosas individuales se vuelven más organizadas.

A las 14 semanas de embarazo, la vejiga del bebé se llena y se vacía cada 30 minutos. Primero traga líquido amniótico, lo filtra mediante los riñones y luego lo libera en forma de orina. El bebé produce ahora una pequeña cantidad de leucocitos, aunque aún depende de ti para combatir las infecciones, y sus hematíes contienen hemoglobina, que sirve para transportar el oxígeno a las células del cuerpo. Su sistema sanguíneo ya es capaz asimismo de crear y diluir coágulos sanguíneos. (Fuente: mibebeyyo)

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.