Oct 242018
 

Cada vez que viaja, los seguidores de Wanda Nara se hacen una fiesta siguiendo el paso a paso de sus movimientos a través de las redes sociales. Allí, la rubia sube imágenes de los hoteles que visita, la vista de los paisajes y el confort que disfruta en cada lugar. También muestra sus compras, los autos que usa y otra serie de elementos que muchas veces motivan las críticas de ostentación.

Algo de esto sucedió en su viaje a Barcelona. Wanda subió a un avión privado con Costantino, Valentino y Benedicto y fiel a su estilo, puso en sus historias de Instagram todos los detalles. Una de las cosas que más llamó la atención fue el increíble catering que les dieron a bordo: a diferencia de las aerolíneas normales (en las que por vuelos cortos te dan apenas un muffin) disponían de un menú de lujo que incluia croissants, quesos, variedad de jugos, plato de frutas exóticas y no tanto y un nutrido plato de sandwiches de miga.

Los comentarios aparecieron al instante, algunos muy duros y otros en cambio, elogiando la simpleza de sus niños. 

page

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.