Oct 252018
 

En principio era una idea brillante. Laurita Fernández y Lourdes Sánchez son dos de las bailarinas más talentosas que pisaron la pista de Bailando por un Sueño, por lo que tenerlas juntas en una producción es una oportunidad difícil de rechazar.

De hecho, hace un par de días Marcelo Tinelli intentó llevar paz al pésimo vínculo que une a las bailarinas y les preguntó si existía la posibilidad de que se hicieran amigas. Ninguna dijo que si, pero Lourdes aclaró que le encantaría trabajar con Laurita y la jurado afirmó convencida.

Sin embargo, cuando se le dio la oportunidad, Laurita se negó. Al parecer, la producción le habría ofrecido a las bailarinas formar parte de un cuadro del famoso musical «Chicago», para inaugurar el ritmo libre. Lourdes habría aceptado sin problemas, pero la conductora de Combate se negó argumentando que ella «no era hipócrita»

El argumento en si es bastante cuestionable, puesto que no tiene por qué caerle simpática para bailar juntas. Pero, claro está, rápidamente comenzaron a surgir rumores que explican cuál fue el motivo del «no» de Laura.

En rigor, hay dos explicaciones. Por un lado, están quienes plantean que Laurita es una figura mucho más importante que Lourdes, por lo que compartir con ella una coreografía sería, en parte, «rebajarse». En ese sentido, no se sabe si la decisión final habría sido de ella misma o de sus representantes.

Pero, por otro lado, aquellos que si vieron el musical original afirman que en realidad el motivo detrás del rechazo de Laura está relacionado con el personaje que le tocaría interpretar. En la historia de Chicago hay dos mujeres protagonistas: la morocha Velma Kelly, que personificaría Lourdes, y la morocha Roxie Hart.

Pero, ¿qué problema hay con Roxie Hart? Básicamente, que su personaje hace cualquier cosa, incluso cometer un crimen, en pos de ser famosa. Algo que, curiosamente, muchos adjudican a Laurita. 

¿Fue una sutil coincidencia o estaba todo pensando en la producción?

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.