Nov 062018
 

Bajo el contexto de promocionar la obra que protagoniza “Atracción fatal” en el Multiteatro y contar acerca de su buen momento laboral, Laura Novoa, madre de dos hijos, fue consultada por la maternidad.

“La volvería a elegir una y mil veces más y no podría haber pasado por esta vida sin probar la experiencia de ser mamá. Es maravilloso ser madre, pero te pone en el tren fantasma y no sabés qué va a pasar”, contó en “Pronto”.

“A la maternidad la volvería a elegir una y mil veces más. Es maravilloso ser madre”.

Luego reveló sobre la relación con su hija adolescente: “Hasta los 14 años, con Mora teníamos un vínculo idílico: mientras ella me pintaba las uñas y yo la maquillaba, nos decíamos que íbamos ser diferentes al esto de las madres e hijas y que nos íbamos a amar por siempre. Sin embargo, un día me tiró un jarrón por la cabeza y me dijo que era la peor madre del mundo”.

“Con Mora teníamos un vínculo idílico. Sin embargo, un día me tiró un jarrón por la cabeza”.

Y continuó: “Se me rompió el corazón y dentro de mi estructura no podía entender cómo me estaba pasando eso a mí. Lo sentía como un fracaso total. Me he corrido de muchísimos lugares por ser mamá, no solo en mi profesión sino en la vida en general, y cuando mi hija me hizo esa escena, casi me muero”.

Por último expresó: “Habíamos discutido por una pavada, era un planteo de una hija adolescente a su madre y se ve que es una instancia por las que todas tenemos que pasar. Por suerte, tenía al lado a un hijo varón que me tranquilizaba muchísimo”.

“Habíamos discutido por una pavada, era un planteo de una hija adolescente a su madre”.

La actriz contó una insólita anécdota con su hija.

NOTA COMPLETA