Dic 032018
 

@Antoravinale

Desde que arrancó el 2018 Agustín Sullivan cautivó a toda la audiencia gracias a su increíble interpretación del “Gitano” en la serie “Sandro de América“. La tira lo posicionó en los favoritos del año y a partir de ese momento no se paró de hablar de él.

Fue tal el impacto que causó entre el público que Telefé no dudó en llamarlo nuevamente para que sea uno de los protagonistas de su nueva miniserie, “Morir de Amor“. En la ficción encabezada por Griselda Siciliani, Sullivan se desafió a alejarse de aquel éxito protagónico anterior, en donde la frescura y la ingenuidad de convertirse en artista eran su objetivo, para ahora, abordar una trama donde la muerte y la enfermedad son el foco de atención.   

Agustín Sullivan en “Morir de Amor”

Es un personaje muy distinto al que hice anteriormente. Lo que más me atrapó es que no es nada que ver a lo que hice antes y es muy distinto a mi. Lo que me gusta de ser actor es encarar y vivir vidas que yo no vivo en mi vida cotidiana. Cuanto más distinto es a mi el personaje más me divierte hacerlo“, manifestó en diálogo con DiarioShow.com.  

Desde el inicio, se supo que su personaje iba a tener una fuerte conexión con el de Griselda. En este thriller psicológico dirigido por Anahí Berneri, Sullivan mantiene eróticas escenas con la protagonista y a la hora de transmitir en la pantalla, es todo un reto. “Nunca es muy divertido hacer una escena de sexo porque es algo muy íntimo, estás desnudo y hay mucha gente en la hora de grabar. No es lo que más nos gusta a los actores o por lo menos a mi pero lo más importante es que esa escena de sexo cuente algo en el relato“, aseguró el actor. Y agregó convencido: “Es necesaria desde un lado dramatúrgico y también es importante que con la persona que te toque hacerla tengas buena onda y la verdad que con Griselda nos conectamos bien porque es un trabajo en equipo. La verdad que me sentí muy cómodo trabajando con ella“.

Lo cierto es que el intérprete comenzó el año con un gran protagónico. “Sandro de América” llegó a un pico de 16,9 puntos de rating y se espera lo mismo con “Morir de Amor“. De todas formas, por más que la audiencia se acostumbró a medirlo con “vara alta“, a Sullivan le importan otras cosas: “A mi lo que me apasiona, es actuar. Yo soy feliz yendo a grabar y eso es lo que me gusta. Una vez que terminé de grabar, lo suelto. Después si es un éxito o no, está en las manos del espectador. Hay cosas que por ahí son impresionantes y no gustan y otras que no tienen tanta calidad y gustan mucho. Está en las manos de la gente, por eso yo le doy mucho valor cuando alguien del público da su opinión, siempre con respeto“.  

“Sandro de América”, una serie que cautivó a todos.

Con el paso de los años, es casi seguro que lo recordarán como el actor que encarnó a Roberto Sánchez. Por más que Sandro sea una marca indeleble en su currículum, el joven advirtió: “Yo sé que un actor por lo general es conocido popularmente por lo que hizo que más pegó.  Cuando alguien pregunta quién es Leonardo Di Caprio, dicen ‘el de Titanic’ y el pibe hizo millones de cosas antes y después, pero uno rápido dice ‘el de Titanic’. Bueno, es lo mismo, acá van a decir ‘¿quién es Agustín Sullivan?, el de Sandro’. Eso es así, lo supe siempre, lo agradezco y lo disfruto. Cuando alguien me reconoce por Sandro me da felicidad“.

Luego de su repentino éxito, muchas fueron las damas que quedaron cautivadas por su belleza. Pero aún más, aquellas más grandes que se obnubilaron con el fiel recuerdo joven de su querido Sandro. Agustín confesó que estaría dispuesto a enamorarse de una mujer más grande. “Uno en la vida tiene que hacer lo que tenga ganas de hacer. Los ‘no’ no tienen que existir“, reveló.

Por el momento el actor está “muy bien, solo y tranquilo” aunque las puertas de su corazón están abiertas por si alguien se aproxima: “Yo creo que cuando el amor llega es inmanejable, estés donde estés. La gente que dice que ‘ahora no es momento’ ‘tengo mucho trabajo’, pero el corazón nos manda“.  

Ademá, Sullivan citó las palabras del Doctor López Rosetti y manifestó que “los humanos somos seres emocionales que razonan“. “No somos seres racionales, por eso cuando nos queremos guiar por la razón sufrimos. La razón hay que usarla el porcentaje que hay que usarla, pero no nos puede guiar. Yo soy más emocional que racional. Soy capricornio también y trato de guiarme por las cosas que siento“, reflexionó.

Para su suerte, Agustín tiene la posibilidad de seguir trabajando ya que se le avecinan otros proyectos. Por un lado comenzó con “Madre Coraje“, la obra de teatro dirigida por José María Muscari y también grabó una película que llamada “La Muerte no existe”. Pero lo que se viene lo tiene expectante: en el 2019 firmó con Telefé nuevamente para contar una historia de época de los años 20 con Natalia Oreiro.

 
 
 

 

Ver esta publicación en Instagram

 
 
 
 

 
 

 
 
 

 
 

Una publicación compartida de Agustin Sullivan (@agustin_sullivan) el



Agustín Sullivan es el “chico del momento”, su éxito es aquí y ahora por más que el futuro sea incierto. En consecuencia, no le teme a lo que se avecina ya que su mente está en el presente: “No pienso en el futuro, no existe el futuro. Existe el presente y vivo lo que estoy viviendo ahora y lo que pasó ya pasó. Al futuro no lo pienso porque no existe, es perder tiempo y energías“, concluyó.

El gran año para el actor.

NOTA COMPLETA