Dic 062018
 

Con una actitud canchera y relajada por demás, Rodrigo Eguillor se retiró caminando de la alcaidía de La Plata después de pasar 24 horas detenido por orden del juez Horacio Rhyb. “Me trataron de primera, de primera. La pasé perfecto, en una celda unicelular, me dieron de comer y el fiscal perfecto. Acá todo bárbaro. Ustedes crearon un circo que lo van a tener que pagar”, le dijo a los periodistas.

Molesto con las cámaras, pidió varias veces que no lo tocaran. “Yo quiero que cese el hostigamiento. Soy inocente. Todo lo van a tener que hablar con mi abogado, lo judicial lo hablan con él. Yo seguiré mi vida como siempre. Me retuvieron pero no sé por qué, un amigo me iba a traer dólares y como me vieron en el aeropuerto creyeron que me iban. Lo de Boca no sé de donde salió, porque yo puedo decir mil cosas pero qué se yo”.

Y agregó ofendido: “Ustedes me hackearon todas las redes y voy a tener que cambiar el número de mi celular. Las preguntas que me hacen, las pueden averiguar. Pongansé un segundo en mi lugar, obviamente ustedes no tienen nada más importante de qué hablar”.

Aunque fue imputado por abuso, privación ilegítima de la libertad y lesiones contra una joven de 22 años, por ahora regresará a su casa. “Voy a seguir con mi vida pero necesito que la terminen con este hostigamiento innecesario. Soy inocente de lo que se me acusa y el video que grabé, fue algo que hice en chiste para mis amigos y ya me disculpé”.

 

NOTA COMPLETA