Dic 222018
 

Más allá de los vaivenes que tuvo en lo personal el 2018, Jorge Rial cierra el año feliz. Parte de esa sensación tiene que ver con el crecimiento que tuvo su relación de pareja con Romina Pereiro, con quien planea casarse en 2019.

A diferencia de lo que muchos pudieran pensar, Jorge le contó a PRONTO que la relación se fue afianzando de manera natural y que tanto su familia como la de la nutricionista, lograron un vínculo sincero de amor y respeto sin presiones. «Las cosas se fueron dando solas. El año pasado ella se mudó a mi mismo edificio, justo debajo de mi casa que había un departamento libre. Un día me di cuenta que ella se iba y que me quedaba solo, las nenas se querían quedar en casa también… en el medio nos fuimos de vacaciones a Disney y al volver, le pedí que se quedaran».

Esta decisión marcó un antes y un después en la vida de Rial. «En mi casa hoy se respira alegría. Emma y Violeta, las nenas de Romi, tienen algo muy especial… yo a Morena y a Rocío las tuve que educar, ponerle límites pero a ellas no. Ejerzo el rol de malcriador. Estoy para divertirme, correr, ir a la plaza y jugar. Lo demás es responsabilidad de su mamá».

En cuanto al padre de las nenas, el conductor no tiene más que elogios: «Es muy presente. Las nenas lo ven siempre y por suerte, tienen una relación perfecta con él que es muy buen padre».

 

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.