Ene 132019
 

El jueves pasado Maru Botana recibió una mala noticia. En uno de sus famosos locales donde vende tortas y otros productos de panadería, Edenor encontró una situación irregular y decidió exponerlo en sus redes sociales.

«Le retiramos el medidor a un local gastronómico con una conexión clandestina en Juan Segundo Fernández 141, en la localidad de San Isidro. El robo de energía es un delito penado por la ley que afecta la calidad del servicio que vos pagas. #Edenor #ProgramaEnergíaTransparente», escribió la cuenta de Twitter de la Empresa Distribuidora y Comercializadora Norte Sociedad Anónima.

Sin embargo, en diálogo con Diario Veloz, la cocinera aclaró que el local no es de ella, sino que del papá de Tini Stoessel: «Yo no soy dueña. Ese local es una franquicia de Alejandro Stoessel. Por lo que tengo entendido fue por falta de pago».

Ahora, la cocinera grabó un video para sus redes sociales y realizó su descargo: «La verdad es que estoy muy angustiada, me cayó una bomba el jueves. Fue horrible porque cuido un montón mi marca, la tengo hace más de 20 años y es la primera vez que hice una franquicia, me costó tomar esa decisión, siempre estoy atrás de que la pastelería esté bien, me ocupo de todo. Nunca me imaginé que mis franquiciados no se iban a ocupar de esto, fue una mala pasada para mí y para la marca».

«No quería dejar de decirles que estoy tratando de solucionar todo esto, que me estoy ocupando, que les pido mil disculpas y que no tengo nada que ver. Los comentarios que hacen me duelen un montón, tengo una familia y hay comentarios muy hirientes», cerró. 

 

 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Maru Botana (@marubotanaok) el

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.