Ene 142019
 

El profesor paseó por muchos medios de comunicación por ser el docente más jóven de la historia en Argentina. Ahora apareció y revolucionó el mundo virtual con una carta a Sol Pérez:

«Ella tendrá casi 4 millones de seguidores en Instagram… y yo solo 118 mil. Ella tendrá linda cola… pero yo uso el cerebro. Ella será «la chica del clima» pero yo «la revolución de la educación»; y digo esto porque me hice conocido por mis proyectos educativos donde llevo a mis alumnos (desde mi bolsillo) a conocer la Argentina. Soy un chico que a los 18 años comenzó a estudiar la carrera docente y que a los 21 marcó el récord de ser el primer docente que a esa edad comenzó a ejercer en 3 modalidades de Educación: Especial (turno mañana), Primaria (turno tarde) y adultos (turno vespertino). Esto me llevó al reconocimiento como «maestro más joven de la Argentina». 

   ¿Qué quiero transmitir con esto? Más allá de que me siento un ejemplo a seguir porque hay chicos de mi edad que salen a robar y matar gente inocente, yo no tuve que salir a mostrar mi cuerpo para llamar la atención y ser conocido. 

   ¿Qué tiene de ejemplo a seguir Sol Pérez? Sinceramente nada: sus posteos son provocaciones a los hombres. Sí señores. Provoca y hace despertar la perversión en esta sociedad que vivimos. La mayoría de los comentarios de sus seguidores son frases muy desubicadas. Lo único que logra es que más hombres sean pervertidos, desubicados; transformándolos en futuros acosadores y, en el peor de los casos, violadores.

   Tengo alumnos de 10, 11 años que la siguen y ven sus fotos. Leen los comentarios de los pervertidos y de esa manera «naturalizan» el vocabulario vulgar desde chicos… y cuando sean grandes ¡Ni hablemos!

   Me da mucha lástima que haya gente como Sol Pérez que logra despertar parte del lado oscuro de nuestra sociedad actual, que muchas personas intentamos eliminar para vivir un poco mejor». 

¿Qué te parecen sus palabras?

NOTA COMPLETA

Sorry, the comment form is closed at this time.